martes, 21 de febrero de 2017

Microrrelato 71 Los anaglifos del 27


Los anaglifos del 27

Antonio García Velasco



Dijo el profe heterodoxo en su conferencia magistral: "... aquellos señoritingos poetas, las tardes ociosas, tomando café, copa y posiblemente puro, se entretenían creando anaglifos y lanzándoselos a los demás como dardos de talento. Ya sabéis que el anaglifo es una pequeña estrofa, inventada por ellos, de cuatro versos: los dos primeros, iguales formados por un determinativo y un sustantivo; el tercero ha de ser obligatoriamente "la gallina" y el cuarto estará formado por "y" más un sintagma nominal o frase que contraste con los versos iniciales. Un ejemplo que nos aclare: La maniática, / la maniática, / la gallina / y algún patrañero. Sin duda alguna, se trataba de un juego intrascendente, propio de quienes carecen de problemas económicos, viven a costa de padres ricachones y sienten pasión por la palabra. La mayoría de ellos, después, se subió al carro de la lucha social y la poesía comprometida... " En aquel punto le interrumpió un bocazas: "Ese coligado, / ese coligado, / la gallina/ y los fusionistas del idealismo solidario". Quedó la concurrencia sorprendida y una nueva voz se sobrepuso a la mareta: Algún termómetro, / algún termómetro, / la gallina / y ese gaznápiro conferenciante. A tales voces, siguió otro con su anaglifo y otro y otro... El acto terminó como una clase de escritura creativa: cada cual exponiendo y celebrando su genialidad.


1 comentario:

  1. está genial/está genial/la gallina/y los micros del humanista solidario

    ResponderEliminar