martes, 25 de abril de 2017

Microrrelato 130 Malestar ciudadano


Malestar ciudadano

Antonio García Velasco






Estaba muy enfadado porque el gobierno no se dio por enterado, pese a que cogió su móvil y profirió sus quejas, de modo reiterado, razonado y con detalles, al primer funcionario que respondió a su llamada. En consecuencia, se planteaba muy seriamente votar y, en su caso, afiliarse a un partido populista.


lunes, 24 de abril de 2017

Microrrelato 129 Terror


Terror

Antonio García Velasco


Un día de azul marceño, durante un ensordecedor laberinto de voces y altavoces de ferias y jolgorios, un tonal asesino aprovechó la festiva concurrencia para provocar la tragedia. ¿Tonal? Sí, porque dio el tono negro a la tarde azulada de aquel mes de marzo. Que el terrorista fuese abatido en poco consuela a quienes han perdido a novia, esposa, hijos, marido, hermanos, amigos... Pero menos consuelan las palabras de los políticos anunciando la creación de comisiones de investigación y dictando medidas de vigilancia excepcional. "¿Quién me lo devolverá?", clamaba una madre. "¿Quién me la devolverá?", gritaba un enamorado... Atronaban, ahora de manera mucho más ensordecedora, los gritos unánimes de las lamentaciones y el dolor

domingo, 23 de abril de 2017

Microrrelato 128 Pareados disidentes


Pareados disidentes

Antonio García Velasco



Se le ocurrió escribir un libro de pareados disidentes. “¿Y qué es eso de pareados disidentes? ¿Los que riman con dientes?” Respondió que lo mejor era esperar a que el libro estuviese publicado. Esperando estamos. Aunque un día se le escaparon algunos versos: "Las beduinas suspensas / por sus vacías despensas"; "Un realista encarado / mucha carne, mal pescado"; "De estos plasmadores gratos / lenguas comieron los gatos"; "Insurgentes cavilosos / callaron por ambiciosos"; "Insurgentes cavilosos / cayeron por ambiciosos"; "Congresista acartonado / tomó fama de chiflado"; "Esas mensajeras apergaminadas /  se soltaron la melena por mesadas"; "Himenóptero frenético / por picar a un diabético"; "Esa ostrogoda facial / era limpiada con cal"; "Un desequilibrado nocturno, / traje serio encorbatado diurno"; "Son pazguatos delatores / porque acusan corruptores"; "Porque acusan a corruptos /dicen que hacen exabruptos".... Ignoramos todavía porque llama disidentes a estos y los demás pareados.


sábado, 22 de abril de 2017

Microrrelato 127 Desorientado


Desorientado

Antonio García Velasco



Ignoraba cómo encontrar el árbol de la Vida y decidió salir de la selva. Pero estaba perdido y desconocía el modo de orientarse entre tantos árboles que impiden ver el bosque de uno mismo. Tampoco había aprendido la situación de los puntos cardinales. Por otra parte, al Norte llamaba Riqueza; al Sur denominaba Pobreza; el Este, para él, era Pasado y el Oeste, Futuro Incierto. Pero, ¿cómo salir de aquel laberinto? Divisó la serpiente que le ofrecía una manzana desde el árbol del Conocimiento del Bien y del Mal.

viernes, 21 de abril de 2017

Microrrelato 126 Delineadoras chambonas


Delineadoras chambonas

Antonio García Velasco



Seguir las instrucciones para trazar las líneas de una figura no parece tarea difícil. Pero el encargo se lo hicieron a unas delineadoras chambonas, cuya falta de habilidad ocasionó el desastre de un diseño repelente. No obstante, como no hay mal que por bien no venga, los operarios siguieron las indicaciones de los bocetos y el resultado fue una colección que todos consideraron muy original. Se pusieron en marcha las adecuadas técnicas de publicidad y marketing y, como rosquillas se vendieron los nuevos trajes, vestidos o harapos de otoño.

jueves, 20 de abril de 2017

Presentación de PATOS SIN ZAPATOS

El día 21, a las 17:30, será presentado mi libro PATOS SIN ZAPATOS, en la Biblioteca BERNABÉ FERNÁNDEZ-CANIVELL (Calle Practicante Pedro Román, 7, por Pedregalejo, Málaga). Se trata de un libro infantil-juvenil, para edades de 6 a 99 años. Carteles-invitación al acto:



martes, 18 de abril de 2017

Microrrelato 125 El palio de Satán


El palio de Satán

Antonio García Velasco



Cuando, en el salón de la misteriosa mansión, descubrieron un dosel colocado sobre varas largas, negras y marcadas a fuego, comentaron que se trataba de “El palio de Satanás”. En aquella mansión había vivido una condesa pálida y delgada con fama de bruja y demoniaca. Decían que celebraba solemnes misas negras y el mismísimo demonio se colocaba bajo un palio negro como la noche en una cueva oscura. El palacete estaba deshabitado, pues, según rumores, los herederos no pudieron pagar el impuesto de sucesiones. Ellos entraron allí con el sigilo de los cazafantasmas y la alevosía insidiosa de quien espera encontrar objetos de valor. Ninguno se atrevía a pasar bajo el dosel ni a tocar sus varales. Al disparar el flas de la cámara fotográfica el palio se desmoronó llenándolo todo de pavesas. Dicen que en medio del pánico se escuchó una terrible carcajada.